Reparaciones más frecuentes en sistemas de evacuación de agua pluvial

Canalair » Blog » Reparaciones más frecuentes en sistemas de evacuación de agua pluvial

El agua de lluvia puede provocar desperfectos en la vivienda si el sistema para evacuarla no está correcto. Desde grandes goteras en el tejado hasta daños en puertas, ventanas o en las paredes de la fachada por un mal estado de las bajantes para canalón, por ejemplo. Para evitarlo hay que mantener toda la infraestructura en estado óptimo ya que son muchas las averías o desperfectos que pueden aparecer.

Vamos a ver las reparaciones más frecuentes en canalones y bajantes para que visualices todo lo que puede ocurrir en tu casa si hay algún desperfecto.

Es fundamental hacer una revisión de todo el sistema de bajantes y canalones de manera periódica para detectar fisuras o piezas sueltas. Pero eso sí, es mejor que esta revisión la realice un instalador de canalones ya que sólo un profesional en este campo podrá ver lo que a ti se te escapará casi con toda seguridad.

Reparaciones habituales en canalones

Veamos al detalle algunas de las reparaciones más frecuentes en este tipo de instalaciones y cómo detectarlas.

Fisuras o roturas

Una de las más habituales es la reparación de fisuras y pequeñas roturas tanto en las bajantes en sí como en los canalones.

Algunas de ellas al no ser grandes en tamaño son difícil que se detecten a simple vista. Por eso un profesional de los canalones si las detectará al instante. Además, él podrá repararlas ya que hará falta material específico, por ejemplo, canalones de aluminio en los en los que habrá que utilizar maquinaria especial.

Es bueno revisar todo después de una gran tormenta de lluvia o viento y especialmente si ha habido granizo ya que esta es la causa principal de este tipo de daños.

Fugas entre las piezas

Los canalones se van deteriorando con el paso del tiempo. La acumulación de suciedad o el propio efecto del viento o del sol va mermando la calidad de los materiales.

Por eso es fundamental el mantenimiento y una revisión de vez en cuando. Sobre todo, te recomendamos que revises antes de que llegue la temporada de lluvia y mal tiempo. Es justo en este momento cuando los canalones deben estar en perfecto estado para cumplir con su misión.

Reparación por instalaciones defectuosas

En muchos casos la reparacion de canalones se debe a que no fueron instalados correctamente.

Desgraciadamente son más habituales de lo que te imaginas. De ahí la importancia de confiar siempre en profesionales de la instalación.

El peligro es grande y en muchos casos por ahorrar algo de dinero en la instalación después debes gastar 10 veces más en las reparaciones por grandes averías y destrozos en tu casa.

Reparar canalones que oscilan

Uno de los puntos importantes de los canalones son las fijaciones al tejado y a la estructura de la casa. Y con el paso del tiempo estas pierden su capacidad de agarre y se sueltan. Esto da lugar a canalones que oscilan un poco y se mueven con el viento.

Es un problema que tiene fácil reparación, pero de no hacerlo el peligro para la casa o el edificio en el que esté colocado aumenta considerablemente.

Reparaciones de las juntas de canalones

Otro de los problemas habituales es la separación de las juntas. Con el tiempo las piezas que componen el canalón se sueltan y separan entre ellas.
En la mayoría de los casos se producen con el paso del tiempo y en especial en zonas con mucho viento o granizo.

La reparación de este tipo de problemas no es costosa ni complicada. A veces con algún material adhesivo que junte las piezas y selle el canal es suficiente. Pero es recomendable que lo haga un experto en la materia para evitar reparaciones a medias.

Sellado de las tapas de los canalones

Algunos canalones no tienen juntas, en este caso hay que sellar bien las tapas para evitar que pueda haber filtraciones de agua por ese punto.
Conviene que revises periódicamente que estén en perfecto estado y si no es así procedas a reparar las tapas para que el sistema de drenaje cumpla su función.

Reparaciones frecuentes en bajantes

Si los canalones son importantes, las bajantes conectadas a ellos también lo son. Su misión es dirigir el agua de lluvia o granizo hasta una zona segura de evacuación.

Son piezas sensibles a golpes de todo tipo en la parte más cercana al suelo, tantos golpes de personas, vehículos, escaleras, etc.

Pero es que también las bajantes sufren por el efecto del granizo, la lluvia fuerte o las corrientes de viento.

Revisarlas es fundamental y reparar todo lo que se detecte que está defectuoso. Veamos algunas de las reparaciones más habituales.

Subsanar las obstrucciones

Uno de los problemas principales que suele detectarse en las bajantes son los taponamientos y obstrucciones. Normalmente ocurren cuando se acumulan plásticos, ramas u hojas secas de los árboles.

Esto hace que el agua no evacúe bien y haga que el líquido rebose o incluso provoque daños en los conductos.

Si el taponamiento es total se detecta fácilmente porque el agua no sale por el borde del conducto. Pero si el taponamiento es parcial no se verá tan fácilmente y con el tiempo irá a peor.

Confía en profesionales para revisar con periodicidad esta amenaza.

La corrosión

Las bajantes de materiales metálicos como el cobre o el zinc sufren de corrosión. Si bien es algo que aparece con el tiempo porque estos materiales son resistentes al final siempre aparece.

El problema principal es que la corrosión al principio no se ve con facilidad hasta que ya está extendida. Y en esa etapa inicial puede provocar pequeños orificios y fugas en el sistema.

Las fugas

Tanto por la mencionada corrosión, por golpes o una instalación deficiente pueden surgir fugas en las bajantes.

Esto provocará una filtración que puede afectar a cualquier zona de la vivienda. Revisar y detectarlas a tiempo es fundamental para que no haya problemas.

Habrá que utilizar materiales de sellado o impermeables utilizados convenientemente. Es una operación sensible que recomendamos dejar en manos de profesionales.

Reparar desprendimientos de bajantes

Las rachas de viento muy fuerte o el propio granizo y golpes de todo tipo provocan desprendimientos de alguna bajante.

Es un problema que se detecta a simple vista pero que conviene reparar con urgencia. Seguramente hará falta además utilizar unas fijaciones y soportes más fuertes de los que había inicialmente para que el problema no vuelva a repetirse.

Hacer revisiones de las bajantes con regularidad para detectar cualquier problema es algo que debes apuntar en tu agenda al menos 2 veces al año.
Si las bajantes no están en perfecto estado el agua podrá desbordarse o salir por una de las fugas u orificios y dañar la estructura de la casa.

El coste y molestias que te supondrá no haber revisado antes será muy elevado porque las averías por agua o humedades son costosas y difíciles de solucionar.
Una detección y reparación temprana es la mejor medida de ahorro que puedes tomar.

Canalair Logo
Contacta con nosotros