En qué puede perjudicar la sequía a los canales pluviales

Canalair » Blog » En qué puede perjudicar la sequía a los canales pluviales

En los últimos años estamos viviendo un periodo de sequía en España y en otras zonas de Europa. Los problemas son graves y evidentes tanto para la agricultura, como para el ser humano y la propia economía. Pero además también puede afectar a nuestras casas. Y es que son muchos los que consideran que al no llover no hace falta hacer mantenimiento y limpieza de canalones. Y eso se puede convertir en un grave problema.

Y es que se suele pensar que en ausencia de lluvia los canalones no hay que revisarlos. Esto es un error bastante grave. Veamos en qué puede perjudicar la sequía a los canales pluviales y qué podemos hacer para evitar problemas.

Los problemas en los canalones en sequía

Las empresas de canalones como Canalair nos estamos encontrando con sistemas de evacuación de lluvias con fisuras, grietas y materiales deteriorados. Y el origen es el mismo: un descuido de las revisiones y mantenimiento de los canalones por pensar que no es necesario. Los problemas se manifiestan con bastante virulencia en cuanto han llegado unas pocas lluvias con la aparición de goteras y humedades en la vivienda.

En un ambiente seco o en mitad de una crisis por sequía como la que estamos viviendo los canalones sufren. Principalmente los problemas llegan por dos motivos:

El desgaste por la luz solar directa

La exposición constante de los canalones a la acción directa de la luz solar va deteriorando los materiales. Los rayos de sol inciden sin barrera sobre el canalón. A esto hay que unir la expansión térmica y la sequedad del ambiente.

Todas estas condiciones unidas generan el caldo de cultivo perfecto para que aparezcan las fisuras y todo tipo de roturas en canalones y sistema de bajantes en general.

Las consecuencias serán importantes en cuanto lleguen las primeras lluvias y además tocará contactar con un instalador de canalones para realizar las reparaciones pertinentes.

Mayor acumulación de residuos

Otro de los problemas fundamentales que aparecen en épocas de sequía es una mayor acumulación de polvo y suciedad.

En tiempos prolongados sin lluvia hay que pensar que el agua no se encarga de limpiar los canalones y por eso se acumula formando tapones. Porque el viento sigue transportando estos residuos hasta nuestros tejados aunque no llueva.

Posibilidad de tapones en los canalones

En momentos de sequía la revisión y limpieza del sistema de canalones es más importante si cabe que en época de lluvias.

De no hacerlo seguramente aparecerán tapones de los que sólo nos daremos cuenta cuando lleguen las primeras lluvias. Si además se trata de lluvias muy finas o el simple efecto del rocío de la mañana irá humedeciendo esa pasta de suciedad generando una especie de masa de lodo o similar.

Combinado con el calentamiento constante del sol creará un tapón verdaderamente duro que obstruirá el canalón e incluso provocará roturas.

Con la llegada de una lluvia intensa estos tapones pueden ser expulsados por las bajantes. Pero si la sequía persiste, estos residuos pueden causar la rotura de las uniones, fisuras o incluso la corrosión de los desagües.

Estos problemas pueden provocar filtraciones que posiblemente no se detecten hasta que no comience a llover y ya sea demasiado tarde.

Las consecuencias si esto ocurre serán bastante graves y el coste económico para su reparación será muy elevado.

Daños añadidos por mal mantenimiento

También hay que pensar que un sistema de evacuación de aguas de lluvia en mal estado o con fugas tendrá consecuencias sobre la estructura de la vivienda. Puede causar erosión del suelo, que la madera se pudra, daños en las fachadas, aparición de moho e incluso humedades en sótanos y cimientos de la vivienda.

Son problemas graves que afectan a los cimientos de la vivienda y podrían evitarse con cierta facilidad con una simple revisión regular de los canalones.

La importancia de la revisión

De ahí la importancia de contar con profesionales en limpieza y mantenimiento del sistema de desagüe y bajantes. Pensar que en sequía no hay que hacer revisiones de estas instalaciones puede ser una manera de ahorrar muy poco dinero ahora y gastar mañana lo que no está escrito en reparaciones de enorme calado.

Pensar que con la sequía los canalones no cumplen su función y no hace falta ni revisarlos es un error muy común con graves consecuencias en el futuro inmediato.

Canalair Logo
Contacta con nosotros